• INICIO
  • CCU
  • HISTORIA
  • Sobre el CCU

    Historia

    BREVE RESEÑA

    Centro Cooperativista Uruguayo es una asociación civil sin fines de Lucro, con persona jurídica. Fundado en 1961, se define como una organización no gubernamental de promoción y desarrollo, de alcance nacional que trabaja en todo el país, en áreas urbanas y rurales, con grupos de población cuyos recursos son, medios, medios bajos y bajos, buscando la mejora de la calidad de vida de los mismos mediante la estrategia de desarrollo comunitario alternativo respecto del sistema social imperante.

    Se busca la organización de las personas en grupos asociativos autogestionarios y la articulación de ellos dentro del movimiento cooperativo

    NUESTRA MISIÓN INSTITUCIONAL

    Coayudar en la promoción del desarrollo sustentable, entendido como el proceso tendiente a una mejora de la calidad de vida de cada uno y todos los seres, a través del apoyo de iniciativas cooperativas o asociativas que resulten viables, solidarias, replicables y articuladoras en orden al cometido principal.
    Esto no sólo implica la respuesta organizativa sino la preocupación permanente por la búsqueda de alternativas, pudiéndose inclusive llegar a la formulación de propuestas de políticas públicas.

    INTRODUCCIÓN

    Desde nuestra creación en noviembre de 1961, como Centro Cooperativista Uruguayo (CCU) hemos contribuido al desarrollo y fortalecimiento del movimiento cooperativo, fundamentalmente, por centrar nuestro accionar en el desarrollo de modelos alternativos de empresas en aquellos sectores donde no existían experiencias o eran incipientes y no estaban articuladas. Nos referimos concretamente a la vivienda popular, ahorro y crédito, producción artesanal e industrial, centrales agrarias de comercialización por rubro y articulación gremial de las cooperativas agrarias como respuesta al agotamiento del modelo anterior y también, colaborando en la articulación de todo el Movimiento, primero en UNCU y luego en CUDECOOP.

    En la revista Dialogue, expresión del Comité de enlace de las Organizaciones No Gubernamentales del Norte con la Unión Europea, en un artículo titulado "El Movimiento Cooperativo: un motor para la economía uruguaya", se reconoce este rol histórico del CCU al afirmar:
    "El Centro Cooperativista Uruguayo ha contribuido y contribuye a la consolidación creciente del movimiento cooperativo, por la formación de sus miembros, por el desarrollo de su infraestructura, por su promoción en el plano de la acción, pero también y sobre todo por el fortalecimiento de sus lazos con otros organismos (ONG's, movimientos sociales, organismos públicos, etc). El CCU forma parte de importantes redes de concertación y de coordinación del movimiento cooperativo y centros de promoción, a la vez en el plano nacional e internacional".

    Pero es preciso aclarar que así como nos enorgullecemos de lo anteriormente descrito, reconocemos que los logros alcanzados no hubieran sido posibles sin el compromiso y batallar incesante de los protagonistas directos: hombres y mujeres cooperadores, cooperativas y organizaciones de mayor grado que se fueron formando a través del tiempo. Nuestro rol, como instituto auxiliar, no es otro que el de oficiar de elemento catalizador en la promoción de iniciativas renovadas con los cambios del entorno y facilitando la articulación de los distintos actores sociales y económicos.

    Estos 50 años, de trayectoria institucional marcan procesos y no sólo sucesos, reconocen un proceso histórico que se caracteriza por la búsqueda permanente de paradigmas de economía solidaria, que tengan en cuenta los cambios del contexto, sin perder de vista sus valores esenciales y propios del Movimiento que integre y contribuye a consolidar.